InicioNuevosPopularesTopPublicar SinopsisPedir Sinopsis

Estás en: Sinopsis10.com > Libros > r > Robin Hood: ¿Historia o Leyenda?

Sinopsis de Robin Hood: ¿Historia o Leyenda?
Enviado por Donanfer
Publicado el 2011-03-19 18:31:06
Libro Robin Hood: ¿Historia o Leyenda?

ºº No son pocos los historiadores que sostienen que los relatos del héroe casi duende están relacionados con el aura de los bosques, que forma parte casi indivisible de la mitología pagana. Robín era un nombre con el que los paganos sindicaban universalmente a los seres sobrenaturales, y el color verde, que era el que teñía el atuendo del héroe, es el color ancestral relacionado al espíritu del bosque. También está difundida la teoría según la cual Robín Hood era naturalmente uno de los héroes de las viejas ceremonias del primer día de mayo, que a través de los años pasó a ser antes que cualquier otra cosa una leyenda y después un supuesto personaje histórico. La doncella Mariann, que participa de las aventuras del héroe, bien puede ser una derivación de la Reina de mayo en esas mismas conmemoraciones gentiles. Así y todo, los testimonios documentales revelan que entre los siglos XIII y XIV un personaje cuyo nombre era Robín Hood existió en Wakefield, en el condado de York; él bien pudo haber sido el desterrado de la romántica leyenda. Robín Hood (cuyo nombre de bautismo era Roberto) nació aproximadamente alrededor de 1290; su padre, Adam Hood, servia como guardabosque a las órdenes de John, conde de Warenne y lord del señorío de Wakefield. El apellido del guardabosque y de su hijo está asentado en los añejos documentos de juzgado con distintos caracteres: algunas veces aparece como Hod, otras como Hode o Hood. Allà por los últimos días de enero de 1316, mas precisamente el dìa veinticinco)según revela un documento, la criada de Robín Hood resulta acusada de robar madera seca y vert (antiguo término inglés que refiere a los árboles destinados para dar resguardo y alimento a los ciervos) de un viejo robledal. Se la castigó condenándola a pagar una multa de dos peniques. En otras actas judiciales, de 1316, consigna que Robín Hood y su esposa Matilde tuvieron que solventar una multa de dos chelines «por acceder que se edificara una casa de cinco habitaciones en una parcela vacía perteneciente al señor del condado».En 1322, el dueño y señor del país de Robín era Thomas, conde de Lancaster. El conde llamó a sus vasallos a las armas para rebelarse contra el rey Eduardo II; los súbditos no tuvieron más elección que la de someterse y obedecer sin condiciones. Robín se sumò a las pandillas del conde como arquero; el motín fue reducido por completo y Lancaster fue detenido, apresado, se lo juzgó por traición y finalmente fue guillotinado; sus propiedades fueron incautadas por el rey y se desterró a sus seguidores. Robín permaneció oculto en el bosque de Bamsdale, que en esa época se extendía a través de unos cuarenta y ocho kilómetros cuadrados y terminaba uniéndose al bosque de Shenvood, que dominaba otros cuarenta kilómetros cuadrados en el condado de Nottingham. Los bosques estaban surcados por la Gran Ruta del Norte, erigida por los romanos; esa ruta proveía exiguas ganancias a los ladrones de caminos. Fue en esta región donde la leyenda de Robín Hood naciò y empezò a crecer. En una de las pretendidas aventuras de Robín Hood a lo largo de la Gran Ruta, el papel de contendiente pertenece al altivo obispo de Nereford, que se dirigìa hacìa Nueva York cuando reparó en el cabecilla bandolero y a algunos de sus sus secuaces preparándose dispuestos a asar un venado para la cena. Confundiéndolos con campesinos y encolerizado por su incuestionable violación de las leyes del bosque, el obispo terminó increpándolos. Los proscritos le refutaron con toda calma que no los fastidiase, porque estaban a punto de cenar. Entonces el obispo de Nereford dispuso a los guardias de su escolta para que apresaran tanto a Robín Hood como a los suyos. A pesar que los proscritos rogaron piedad, el clérigo se juramentó que no la habría para ellos. Fue en ese momento (ni antes después) cuando Robín hizo sonar su cuerno y, de la nada, casi en un abrir y cerrar de ojos, el desventurado obispo se vio sitiado por arqueros; el suceso sobrevino en el prado de Lincoln. Los condenados al destierro apresaron al dignatario y a sus guardias y exigieron por ellos un rescate. Durante el tiempo que permaneció cautivo, el obispo fue forzado a bailar la jiga alrededor de un gran roble; aunque el árbol ya no existe, el sitio donde se levantaba es conocido hoy como la Raíz del Árbol del Obispo. En Bamsdale y Sherwood hay otros robles relacionados a Robín Hood y su banda: del llamado Árbol Central, a mitad de camino entre Thoresby y Welbeck, se dice de el que constituía el punto desde el cual salía la red de caminos disimulados y ocultos que tomaba Robín Hood,y que se extendían a través de todo el bosque. Entre las anécdotas que se han transmitido a lo largo de los tiempos respecto de la valentía de Robín Hood, figura la visita que Robín, flanqueado por su íntimo amigo Pequeño John, realizò a la abadía de Abbey. El abad les solicitó a ambos que demostraran su destreza con el arco; Robín y Pequeño John arrojaron flechas desde el tejado del monasterio y éstas cayeron, una frente a la otra, a ambos lados de una calle de Whitby Lathes, a más de un kilómetro y medio del monasterio. El abad ordenó levantar pilares de piedra en los sitios donde se habìan clavado los arpones; estos pilares perduraron hasta fines del siglo XVIII. Los campos donde se desplomaron las flechas recibieron el nombre desde ese entonces Cercado de Robín Hood y Cercado de Pequeño John. Justamente Pequeño John, segundo de Robín, recibió su mordaz seudónimo a causa de su gran estatura. Robín y sus hombres se volvieron populares, entre otras razones, porque llevaron adelante una actividad inagotable en un territorio muy vasto. La bahía de Robín Hood, que se halla distante muchos kilómetros de las costas del condado de York, fue bautizada así en recuerdo del proscrito, cuya banda tenía ancladas allí numerosas chalupas, que utilizaba fundamentalmente para pescar y, eventualmente, para huir de las autoridades. Durante uno de sus viajes, Robín pidió audiencia para visitar la iglesia de St. Mary, en Nottingham; una monja de la congregación después de reconocerlo dio aviso al sheriff. Robín echando mano a su espada , antes de ser arrestado, mató a doce soldados. No pudo ser enjuiciado porque Pequeño John, al frente de un nutrido grupo de proscritos, se abatió sobre Nottingham y redimió a su jefe; de paso, buscaron a la monja y después de encontrarla, le dieron muerte. Mas allà de todas estas peripecias, lo que realmente transformó a Robín Hood en un héroe popular resultò se su defensa a favor de los desamparados. Se adueño de las riquezas de los poderosos y las repartió entre los pobres; además, al enfrentarse a las impopulares autoridades de esa época, obtuvo el apoyo de los campesinos abrumados. Uno de los más gloriosos relatos emanados de los robledales de Sheewood, es la fábula referida al encuentro de Robín Hood con el rey Eduardo II. Cuenta que el rey, al saber que el número de ciervos reales de Whenwood menguaba debido al apetito de Robín Hood y su banda, resolvió limpiar de proscritos el bosque. El rey y sus caballeros disimularon sus apariencias con disfraces de monjes y se internaron a caballo en el bosque. Cuando se toparon con Robín Hood y con parte de su banda, éstos les reclamaron dinero; el rey les ofreció cuarenta libras no sin antes decirles que eso era todo lo que tenía. Robín tomó entonces veinte libras para repartir entre sus hombres y devolvió las otras veinte al rey. Fue entonces cuando Eduardo II mostró a Robín el sello real y notificó al proscrito que el rey quería verlo en Nottingham; Robín pidió a sus hombres que se arrodillasen ante el sello real y prometieran fidelidad al rey. Más tarde, la banda invitó a los «monjes» a comer: la comida no fue otra que venado real a la brasa. La leyenda asoma en A Lvtell Geste of Robyn Hood, un libro publicado en 1459. Quizás todo esto no sea nada más que una leyenda; pero el rey estuvo ciertamente en Nottingham en noviembre de 1323, y la narración de su encuentro con Robín Hood es afín con lo que se sabe de su personalidad. Además, el nombre de Robín Hood surge meses después, en 1324, en los registros de la casa de Eduardo II. Allí plasman constancias de los salarios que se abonaron a Robín hasta noviembre de ese mismo año. A partir de esa fecha, el nombre de Robín se esfuma de los documentos oficiales para adentrarse nuevamente en el folklore. Es viable que, después de complacerse durante tanto tiempo de la libertad en el bosque, Robín se resistiera a ponerse al servicio de nadie, ni siquiera de su rey. Las aventuras de Robín Hood en los bosques se prolongaron hasta cerca de 1346; se afirma que murió en ese año, en el monasterio de Kirklees. Parece que la sacerdotisa apresuró la muerte de Robín cuando éste le solicitó que pusiera fin a los dolores que soportaba: la religiosa -se dice- realizó a Robín una sangra tan dilatada que ya no pudo reponerse. La historia concluye cuando Robín Hood logra hacer sonar por última vez su cuerno de caza, que le le alcanzara su fiel compañero, Pequeño John. Antes de morir, Robín arrojó una flecha desde la ventana de su habitación, en dirección al bosque, y solicitó que lo sepultaran en el sitio donde la flecha hubo de haber caído. Aún hoy es posible distinguir el sitio que Robín eligió como sepulcro. La de Robín Hood es una historia fantástica, novelesca, pasional y romántica que se ha mantenido viva y ha sido narrada y vuelta a relatar durante seiscientos años. Sea que se trate de un mito o de una historia real, de un hecho histórico o de una leyenda, el mito de Robin Hood es algo que permanece en el misterio.


¿Te sirvió esta sinopsis?
 (50%) SI    NO (50%)


Compartir esta sinopsis:

O bien, copie y pegue el siguiente código en su sitio web, blog o foro:


Comentarios
Para dejar un comentario, regístrese gratis o si ya está registrado, inicie sesión.

Todavía no se ha escrito ningún comentario.


Sinopis relacionadas
El polo Sur es un lugar solitario. En todas direcciones se dilata un escenario de absoluta desolación, una extensión plana de hielo y nieve ...
Relato de un Náufrago Publicado el 2011-07-10 21:15:04
Aunque popularmente conocida con este título recortado, el título de esta obra, mucho más extenso, resume irreprochablemente la historia: R...
Rasputín Publicado el 2011-06-15 21:54:35
Grigory Yefimovich Rasputín: En 1907, el heredero del trono ruso, un niño hemofílico de dos años, quedó postrado en la cama con una hemorrag...
Rasputin, El Monje Impío Publicado el 2011-06-10 23:40:56
Como si prorrumpiera de la nada, un ungido santo por èl mismo ejerciò un extraño dominio sobre la pareja imperial rusa en los momentos prev...
Robespierre (y el fin del Règimen del Terror) Publicado el 2011-06-10 22:42:24
Maximilien François Marie Isidore de Robespierre o màs símplemente conocido como Maximilien de Robespierre fue uno de los más significativ...

© 2010 Sinopsis10.com · Recopilatorio de sinopsis, reseñas, resumenes y argumentos de todo tipo   Aviso Legal | Contacto | Pendidentes

eXTReMe Tracker