InicioNuevosPopularesTopPublicar SinopsisPedir Sinopsis

Estás en: Sinopsis10.com > Libros > l > Los Últimos Dìas de Pompeya

Sinopsis de Los Últimos Dìas de Pompeya
Enviado por Donanfer
Publicado el 2011-03-28 17:47:35
Libro Los Últimos Dìas de Pompeya

Aquel 24 de agosto del año 79 amaneció como cualquier otro día en Pompeya. Los trabajadores se reunían ese fatídico día en los talleres para empezar su labor, y los comerciantes se aprestaban a abrir sus tiendas. La gente llenaba las calles, atosigada, cada cual absorto en sus asuntos acostumbrados. Diecisiete años atràs buena parte de la ciudad había resultado devastada causa de un terremoto. La restauración aún no estaba concluida por completo cuando Pompeya afrontaba un peligro mayor y más irremediable: Pompeya estaba emplazada a la sombra del gran monte Vesubio, un volcán que no se hallaba en erupción desde hacía siglos. Por tanto, la gente que vivía en las ciudades colindantes desconocía que hubiera algo que temer. Sin embargo esa tarde del 24 de agosto, hacia la una, el cráter despidió una monumental masa de gas, cenizas y rocas. La materia volcánica se elevó hasta unos treinta mil metros antes de extenderse a través del cielo. Hacia las tres de la tarde empezó a caer lapilli sobre Pompeya, a manera de lluvia volcànica y otras ciudades de los alrededores. La gente desfilaba por las calles, corriendo, buscando angustiosamente y no sin desesperación un lugar donde guarecerse. Los tejados comenzaron a vencerse , hundiéndose bajo el peso del material que iba cayendo, y sepultando a la gente que había buscado refugio en el interior de los edificios. Fue entonces cuando decidieron reunir sus pertenencias con el propósito de escapar de la ciudad, pero densas nubes de polvo volcánico llenaron el aire e hicieron dificultoso encontrar la salida. Al principio no fue demasiado inquietante; la primera vez no era muy concentrada ni ardiente. Pero la segunda vez que brotó por el cráter fue impiadosa. Dezlizándose a casi ochenta kilómetros por hora, un río de lava espumosa e hirviente se precipitó hacia Pompeya. Doblegò con facilidad las murallas de la ciudad y asoló todo cuanto encontró en su camino. Ese día el Vesubio había arrasado, además, otras dos ciudades: Herculano y Stabiae. En caso de ser correcta la fecha del 24, se daría la curiosa circunstancia de que el día anterior hubiera sido la Vulcanalia, el festival del dios romano del fuego.Durante siglos, estas ciudades subsistieron sepultadas en la lava y cenizas que las cubrió, permaneciendo incólumes a lo largo del tiempo, hasta que un día de 1738 los arqueólogos redescubrieron Herculano, y una decada más tarde Pompeya. En el interior de las casas se atesoran todavía muebles, enseres, objetos de oro y plata.Aún hoy hay talleres, tiendas, frescos, el foro, las termas, casas y también villas de las afueras, todo resguardado por el mismo material que un día la cubrió terminando con su existencia. "Sólo se escuchaban los sollozos de las mujeres, el llanto de los niños, la súplica de los hombres. Unos convocaban a sus padres, otros pedìan por sus hijos, otros por sus esposas. Muchos rogaban a los dioses, pero la mayoría estaban persuadidos de que ya no había dioses y convencidos de que esa noche era la última del mundo." Esta es uno de los frases más conmovedores de las cartas que le escribió Gaius Plinius Minor -al que se conoce como Plinio el Joven- al historiador Tácito, refiriendo lo que observó la noche del 24 de agosto del año 79, cuando la ciudad de Pompeya se esfumó casi súbitamente, sumergida bajo un manto de cenizas, humo, fango y piedras. A no dudar, la erupción del volcán Vesubio de aquella noche se recuerda como una de las mayores catástrofes naturales . Las ciudades gemelas de Pompeya y Herculano se hallaban ubicadas en la extraordinaria costa de la Campania, en el sur de lo que hoy es Italia. La tragedia sobrevino sin dar tiempo para prevenir a la población. El volcán irrumpió en erupción con una pujanza impresionante: millones de toneladas de rocas y cenizas fueron lanzadas a la atmósfera y convirtieron el día en noche. La vida de Pompeya y de Herculano se sofocó vertiginosamente, en un abrir y cerrar de ojos. En poco menos de veinticuatro horas, ambas ciudades fueron sepultadas bajo veinticinco metros de material volcánico. La erupción del año 79 ocurrió aun con la ausencia de lava y otras características normalmente mancomunadas con la actividad volcánica. Fue una erupción que mezcló gases, magma y cenizas. Los habitantes de Pompeya ignoraban que el Vesubio era un volcán que había permanecido adormilado durante dieciocho siglos. Dicha reserva persistía encerrada por una capa considerable de magma comprimido. Una reacción química de agua y gases definitivamente destrozó el tapón natural y se originó el desastre. Un tiempo antes de aquella noche empezaba a haber señales de que el Vesubio comenzaba a avivarse. Oscilaciones sísmicas, elevaciones de tierra y otros portentos por el estilo se habían producido, sin embargo los habitantes de Pompeya no supieron descifrar estas señales y tomar las precauciones necesarias para salvarse. Tampoco colaborò la suerte; si la erupción hubiese sobrevenido cualquier otro día, el pueblo de Pompeya hubiese contado con mayores ocasiones para escapar. Aquel siniestro 24 de agosto, el viento soplaba en dirección noroeste, directamente sobre la ciudad; todo el material proyectado a la atmósfera cayó sobre ella. Durante el momento culminante de la erupción, se desprendieron del cráter cien mil toneladas por segundo de magma, cenizas y gases.


¿Te sirvió esta sinopsis?
 (55.4%) SI    NO (44.6%)


Compartir esta sinopsis:

O bien, copie y pegue el siguiente código en su sitio web, blog o foro:


Comentarios
Para dejar un comentario, regístrese gratis o si ya está registrado, inicie sesión.

Todavía no se ha escrito ningún comentario.


Sinopis relacionadas
Los hijos de Cam. Cuentos, relatos y recuerdos Publicado el 2012-04-19 21:39:59
Cuentos alrededor de África, con relatos y recuerdos del autor Basándose en el Génesis, en la antigua tradición bíblica sobre el arca de Noé...
La Leyenda del Ave Fénix Publicado el 2011-07-19 23:26:27
La leyenda del Ave Fènix relata la historia de un ave capaz de renacer de sus propias cenizas. Es un símbolo universal de la muerte generada...
Las Páginas Secretas (y Escondidas) de Cortázar Publicado el 2011-07-19 23:23:41
Hallaron páginas inéditas de Cortázar Una cómoda que permaneció ignorada por años, bajo llave, sin provocar jamás siquiera curiosidad. El te...
La Sàbana Santa de Turìn Publicado el 2011-07-19 22:41:27
La Sábana Santa, como el Arca de la Alianza, o el Santo Grial, son objetos ampliamente ensayados, studiados y debatidos a lo largo d...
La Reina Sin Cabeza Publicado el 2011-07-19 22:24:25
No son pocos quienes dicen que en la Torre de Londres puede verse por las noches a Ana Bolena vagando con su propia cabeza que lleva bajo ...

© 2010 Sinopsis10.com · Recopilatorio de sinopsis, reseñas, resumenes y argumentos de todo tipo   Aviso Legal | Contacto | Pendidentes

eXTReMe Tracker